La rinoconjuntivitis y el asma bronquial

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

alergia-homeopatia-viva

 

“Las enfermedades alérgicas constituyen un problema de salud pública a nivel mundial. Entre el 30 y el 40% de la población mundial está afectada por una o más enfermedades alérgicas. En España, una de cada cuatro personas padece algún tipo de trastorno alérgico. Una gran proporción del aumento en las enfermedades alérgicas se produce en los niños y jóvenes, produciendo un aumento de la demanda sanitaria por esta patología. Todo ello es debido principalmente a los cambios ambientales y climáticos, que afectan a los recuentos de pólenes, el número de insectos que pican y la prevalencia de hongos asociados a las enfermedades alérgicas.

Una de las patologías más frecuentes es la rinoconjuntivitis y el asma bronquial alérgicas.

La rinoconjuntivitis alérgica es una enfermedad inflamatoria de la mucosa nasal y ocular tras la exposición a un alérgeno (sustancia que puede inducir una reacción alérgica). Los síntomas típicos son: picor nasal, estornudos, mucosidad generalmente acuosa, congestión o taponamiento nasal, picor y enrojecimiento ocular, y lagrimeo.

El asma bronquial alérgica es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada fundamentalmente por la inflamación de los bronquios, que sufren un estrechamiento de su calibre ocasionando los síntomas típicos de la enfermedad: tos, falta de aire, pitos en el pecho y opresión torácica. Estos síntomas pueden variar en frecuencia e intensidad. En ocasiones, el asma puede cursar con periodos de empeoramiento intenso (crisis asmática), que se relacionan con la exposición a agentes que producen alergia. En otros casos pueden sobrevenir crisis causadas directamente por el ejercicio físico o por infecciones respiratorias.

Los alérgenos que más frecuentemente causan rinitis y asma alérgicas son los pólenes, los hongos, los ácaros y los animales domésticos (perros y gatos). Los pólenes suelen ser más estacionales (principalmente primavera aunque también existen pólenes de otoño e invierno) y los demás suelen dar síntomas durante todo el año.

El tratamiento adecuado de la rinitis y asma alérgicas consiste inicialmente en evitar la exposición a los alérgenos causales, aunque la mayoría de veces es difícil. El empleo de medicación es necesario para controlar los síntomas y consiste en antihiistamínicos, corticoides nasales y corticoides inhalados, entre otros.

El empleo de inmunoterapia con vacunas de alergia está indicado en la mayoría de los casos, ya que esta terapia es la única que consigue disminuir e incluso hacer desaparecer los síntomas, así como reducir el curso natural de la enfermedad alérgica

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

CITA PREVIA

Si quiere pedir cita en nuestro Hospital llámenos por teléfono: Tambien puede rellenar EL FORMULARIO ONLINE para formalizar su CITA PREVIA

NEWSLETTER

COLABORADORES

UMU - Universidad Murcia

UCAM - Universidad Católica San Antonio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies