Parches de Capsaicina

Escrito por admin. Posteado en Unidad del Dolor

La Capsaicina es un derivado del pimiento picante que vacía las células de una sustancia que actúa en los casos de inflamación produciendo dolor.

Su uso no médico es conocido para fabricar gas lacrimógeno.

En medicina se utiliza en parches sobre la zona dolorosa que, al vaciar la sustancia P y tras pasados unos días en que puede notarse aumento del dolor, produce alivio del mismo.

Ha demostrado ser útil en las neuralgias del trigémino, diabética, neuropática, postmastectomia, dolor regional complejo y algunos casos de lumbalgia localizada.

Pueden aparecer efectos adversos generalmente transitorios como picor, quemazón, inflamación y enrojecimiento que desaparecen en pocos días, mejorando después el dolor de los pacientes.

Su aplicación es compleja y debe supervisarse por un médico durante 2-3 semanas para evitar o aminorar los efectos inmediatos a su aplicación. Antes de su aplicación se suele anestesiar la zona con una crema anestésica; y después del parche pueden prescribirse analgésicos potentes para conllevar los primeros días en que aparecen los efectos indeseables.

No debe aplicarse en mucosas ni sobre heridas

Los pacientes hipertensos y/o cardiacos deben comunicarlo a su médico a fin de tomar las precauciones oportunas.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

NEWSLETTER

COLABORADORES

UMU - Universidad Murcia

UCAM - Universidad Católica San Antonio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies