INFILTRACIONES EPIDURALES

Escrito por admin. Posteado en Unidad del Dolor

La infiltración epidural es una técnica muy cononcida por su uso sistemático en mujeres de parto. Consiste en una inyección en la espalda baja, entre las membranas que cubren la médula espinal de la que salen y entran los nervios. Ayudan a los pacientes a mantener su actividad ambulatoria, a participar mejor en los programas de rehabilitacion y mejora física, a descender las necesidad de analgésicos y en algunos caso a retrasar o evitar la cirugía. En la unidad del dolor se utilizan para para bloquear las sensaciones dolorosas. Tienen carácter temporal con una duración que oscila entre 6 meses y años. Se aplican en tandas de 3 (una al mes). Se inyecta un anestésico y/o corticoide  (antiinflamatorio) de depósito que actúa sobre la inflacmación que envuelve a los nervios provocando dolor. Así actuamos en la zona donde queremos conseguir el efecto. Están indicadas en muchos tipos de dolor de espalda, en estenosis (estrechez) del canal lumbar, entre otras. Se debe actuar con precaución  si toma antiagregantes o anticoagulantes, consultándolo con nuestro especialista. Los efectos adversos más comunes son la descompensación de la hipertensión arterial y la subida de glucemia en diabéticos. En raras ocasiones puede producirse dolor de cabeza intenso (por punciñon de salida de líquido cefalorraquídeo) de carácter leve y que cede en 2-3 días.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

NEWSLETTER

COLABORADORES

UMU - Universidad Murcia

UCAM - Universidad Católica San Antonio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies