¿Cómo se evitan y tratan los síntomas de la polinosis?

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

Resulta muy recomendable aplicar una serie de medidas higiénicas. La medida fundamental es evitar la exposición a los pólenes alergénicos (tomar vacaciones durante el momento crítico de polinización, eligiendo una zona libre de pólenes, como la playa), pero es complicado de llevar a cabo.

Por tanto, es interesante exponer algunos consejos para impedir el contacto con el polen en su época de polinización:

• No abrir las ventanas del domicilio a primera hora de la mañana ni cuando cae el sol, ya que es en estas horas cuando los niveles de pólenes están más elevados.
• Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa. Procurar no tender la ropa en el exterior, sobre todo los días de recuentos altos, ya que los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas.

• Cuando se salga a la calle, llevar gafas de sol, gafas antipolen y mascarilla, para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos y la mucosa nasal.
• Poner filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en el domicilio como en el coche (no hay que olvidar cambiarlos con frecuencia).
• Cuando se viaje en coche, hacerlo con las ventanillas cerradas.

• Evitar actividades que puedan remover partículas de polen, tales como cortar el césped, barrer la terraza, etc. En caso de alergia al polen de gramíneas, no es recomendable tumbarse sobre el césped.

• Disminuir las actividades al aire libre entre las 5-10 de la mañana (emisión de pólenes) y las 7-10 de la tarde (período de descenso del polen desde lo alto de la atmósfera, al enfriarse el aire).

• Permanecer el mayor tiempo posible dentro de casa durante los días de mayores concentraciones de pólenes, sobre todo los días de viento.
• No dormir cerca de fuentes de pólenes alergénicos (árboles o plantas).

• Si se tiene jardín, evitar tener plantas que polinicen por el aire.

Existen tratamientos médicos para impedir la aparición de la sintomatología, pero éstos deben ser pautados por un especialista en Alergología:

• Tomar un tratamiento sintomático (corticoides, antihistamínicos, etc.) durante el período de polinización de aquellos pólenes causantes de los síntomas. Este tratamiento no cura la enfermedad, pero permite aminorar o eliminar los síntomas mientras el paciente lo esté realizando.

Inmunoterapia (vacunación) para disminuir el grado de alergia a los pólenes responsables, y de esta manera disminuir o incluso llegar a eliminar la necesidad de medicación sintomática que, de otra manera, el paciente tendría que tomar año tras año durante la mayor parte de la vida. Además, la vacuna previene la evolución de la sintomatología hacia el asma bronquial (algo que ocurre hasta en el 60% de los pacientes con rinitis polínica intensa que no se vacunan).

¿ALERGIA AL POLEN O CATARRO?

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

¿Cómo saber si los síntomas son de catarro o de alergia?

La sintomatología alérgica es muy similar a la producida por los cuadros infecciosos virales (catarros), y consiste en afectación nasoocular (estornudos en salva, picores en la nariz y en los ojos, enrojecimiento ocular, lagrimeo, hidrorrea y congestión nasal) y ocasionalmente tos y asma.

Generalmente en los cuadros víricos no se produce conjuntivitis y pueden presentar fiebre; en cuanto a la tos, suele acompañarse de expectoración; sin embargo, en la polinosis casi siempre hay conjuntivitis (ojos rojos con picor ocular), no aparece la fiebre y la tos es seca, acompañándose en ocasiones de autoescucha de sibilancias (leve pitido producido con la inspiración y/o espiración) y disnea (fatiga) de predominio nocturno.

Del mismo modo, cuando un paciente sufre de esta sintomatología rinoconjuntival y/o bronquial, principalmente durante los días soleados, con mejoría los días de lluvia y empeoramiento cuando hay viento —especialmente si permanece en espacios abiertos—, es muy probable que sufra una polinosis (fiebre del heno). Si los síntomas se repiten siempre en la misma época del año, el diagnóstico es más que probable.

La alergia en Otoño

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

Nuestra Alergóloga, Laura Victorio Puche, nos habla de las alergias más típicas con la llegada del otoño.

Los alérgenos que puede provocar alergia respiratoria puedes ser estacionales o perennes. Entre los estacionales los más típicos se encuentran los pólenes de olivo, las gramíneas y la salsola, entre otros. Con respecto a los perennes nos encontramos principalmente los ácaros del polvo y los hongos.

Según el calendario sintomático en otoño predominan 2 alérgenos: los ácaros del polvo y el polen de salsola (entre ellas Salsola kali es la más conocida). A continuación se describen brevemente las características más importantes de ellos.

Los ácaros del polvo o ácaros domésticos son una subclase de arácnidos que son tan pequeños que sólo son visibles al microscopio. Las especies más comunes son Dermatophagoides farinae y Dermatophagoides pteronyssinusAcaro de Polvo

Se desarrollan con facilidad en lugares húmedos y tibios. Son muy persistentes y se multiplican mejor cuando existe una humedad del aire relativa de más o menos 75-80% y una temperatura de por lo menos 21 °C. Son escasos en lugares secos y situados en altura y mueren cuando la humedad del aire baja de 40-50%.

Se alimentan de escamas de la piel y proliferan en las fibras textiles, especialmente naturales: camas, alfombras, edredones de pluma, mantas, colchones de lana, vestuario, cortinas, almohadas y cojines, roperos, muebles, y asientos de automóviles.

 

Salsola kali, también conocida como barrilla, es una planta de la familia de las amarantáceas, que habita terrenos arenosos de todo el mundo. Son muy resistentes a la sequía y crecen en suelos salinos y secos. Debido a su altísimo contenido en sodio solían emplearse sus cenizas en la producción de vidrio y para la elaboración de la sosa. La polinización se realiza entre los meses de junio a octubre, alcanzándose las mayores cotas durante el mes de agosto y septiembre. A finales de verano, la planta se seca y el tallo se rompe a ras del suelo, convirtiéndose en una planta rodadora que es empujada por el viento. Es frecuente verla acumulada a miles en los barrancos y vallas de las autopistas. Salsola kali

Los síntomas más típicos que causan estos areoalérgenos son la rinitis y el asma bronquial.

Los consejos de desalergenización y medidas evitativas de estos alérgenos se pueden consultar en la página www.alergomurcia.com, aunque en la mayoría de ocasiones no son suficientes. Por ello, el empleo de medicación es necesario para controlar los síntomas, siendo los medicamentos más frecuentes los antihiistamínicos, corticoides nasales y corticoides inhalados, entre otros.

El empleo de inmunoterapia con vacunas de alergia está indicado en la mayoría de los casos, siendo esta terapia la única que consigue disminuir e incluso hacer desaparecer los síntomas, así como reducir el curso natural de la enfermedad alérgica.”

La rinoconjuntivitis y el asma bronquial

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

alergia-homeopatia-viva

 

“Las enfermedades alérgicas constituyen un problema de salud pública a nivel mundial. Entre el 30 y el 40% de la población mundial está afectada por una o más enfermedades alérgicas. En España, una de cada cuatro personas padece algún tipo de trastorno alérgico. Una gran proporción del aumento en las enfermedades alérgicas se produce en los niños y jóvenes, produciendo un aumento de la demanda sanitaria por esta patología. Todo ello es debido principalmente a los cambios ambientales y climáticos, que afectan a los recuentos de pólenes, el número de insectos que pican y la prevalencia de hongos asociados a las enfermedades alérgicas.

Una de las patologías más frecuentes es la rinoconjuntivitis y el asma bronquial alérgicas.

La rinoconjuntivitis alérgica es una enfermedad inflamatoria de la mucosa nasal y ocular tras la exposición a un alérgeno (sustancia que puede inducir una reacción alérgica). Los síntomas típicos son: picor nasal, estornudos, mucosidad generalmente acuosa, congestión o taponamiento nasal, picor y enrojecimiento ocular, y lagrimeo.

El asma bronquial alérgica es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada fundamentalmente por la inflamación de los bronquios, que sufren un estrechamiento de su calibre ocasionando los síntomas típicos de la enfermedad: tos, falta de aire, pitos en el pecho y opresión torácica. Estos síntomas pueden variar en frecuencia e intensidad. En ocasiones, el asma puede cursar con periodos de empeoramiento intenso (crisis asmática), que se relacionan con la exposición a agentes que producen alergia. En otros casos pueden sobrevenir crisis causadas directamente por el ejercicio físico o por infecciones respiratorias.

Los alérgenos que más frecuentemente causan rinitis y asma alérgicas son los pólenes, los hongos, los ácaros y los animales domésticos (perros y gatos). Los pólenes suelen ser más estacionales (principalmente primavera aunque también existen pólenes de otoño e invierno) y los demás suelen dar síntomas durante todo el año.

El tratamiento adecuado de la rinitis y asma alérgicas consiste inicialmente en evitar la exposición a los alérgenos causales, aunque la mayoría de veces es difícil. El empleo de medicación es necesario para controlar los síntomas y consiste en antihiistamínicos, corticoides nasales y corticoides inhalados, entre otros.

El empleo de inmunoterapia con vacunas de alergia está indicado en la mayoría de los casos, ya que esta terapia es la única que consigue disminuir e incluso hacer desaparecer los síntomas, así como reducir el curso natural de la enfermedad alérgica

EL HOSPITAL BERNAL ABRE LA UNIDAD DE ALERGOLOGÍA

Escrito por admin. Posteado en ALERGOLOGÍA

http://hospitalbernal.com/wp-content/uploads/2016/09/NUEVA-UNIDAD.jpg

El Hospital Bernal estrena nuevo servicio en su centro de Caravaca de la Cruz, La Unidad Alergología.

Se trata de una unidad que diagnostica patologías respiratorias y cutáneas de pacientes con el fin de tratar las enfermedades alérgicas. La unidad está dirigida y coordinada por Dña. Laura Victorio, especialista en esta área y enfocada tanto a niños como adultos que padecen alergias alimenticias, alergias a medicamentos, alergias a insectos y alergias cutáneas entre otras.

Este nuevo servicio abre sus puertas el próximo 26 de septiembre lunes en las instalaciones de Caravaca de la Cruz y el próximo martes 27 de septiembre en Calasparrra. El horario de la consulta será de 16.00h a 19.00 los lunes y martes.
Con este nuevo servicio ya son 24 especialidades las que suma el Hospital Bernal las que ofrece entre las instalaciones de Caravaca y Calasparra.

Más información AQUÍ.

NEWSLETTER

COLABORADORES

UMU - Universidad Murcia

UCAM - Universidad Católica San Antonio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies